Las Doulas en los diferentes países

En España las doulas se agrupan en distintas organizaciones. Sin embargo, todavía no son reconocidas a nivel institucional y, por ello, todavía no están claramente aceptadas y depende de los equipos médico-asistenciales y de los hospitales, tanto públicos como privados, permitir su presencia con normalidad. Pero las doulas tienen una larga tradición en países como Estados Unidos o en algunos países europeos como Holanda y Bélgica.

 

En el Reino Unido, las doulas son una parte aceptada de los servicios de maternidad. Algunos hospitales del Servicio Nacional de Salud emplean doulas y otros tienen doulas como voluntarias autorizadas, que acuden a las salas de parto para apoyar a las nuevas madres. Doula UK (es la principal organización de doulas del país) mantiene reuniones periódicas con el Real Colegio de Matronas y tiene representación en las reuniones del grupo mixto parlamentario sobre temas de maternidad. Doula UK y algunas organizaciones de beneficencia ofrecen un servicio gratuito de apoyo a mujeres vulnerables en el Reino Unido.

 

En Polonia, las doulas están “reguladas” y reconocidas por el gobierno desde enero de 2015, a través de la Asociación Doulas en Polonia, inscrita en el Registro Judicial Nacional como una organización no gubernamental creada para unir y educar a las doulas.

 

En Estados Unidos, DONA Internacional es la organización de doulas más antigua y más grande del mundo, fundada en 1992 por un pequeño grupo de expertos en maternidad. Hoy en día, DONA cuenta con más de 7.000 miembros en todo el mundo. El servicio de la doulas es remunerado por la mayoría de los seguros médicos.

 

En Europa, las leyes, las políticas y las prácticas varían, afectando la capacidad de la mujer para elegir dónde dar a luz, con qué personal sanitario y con qué acompañante. En Francia, una doula sólo puede participar en un parto en casa, si una matrona o un médico están presentes, y en otros países el parto en casa con matronas ni siquiera es posible. Por el contrario, en el Reino Unido, las mujeres tienen el derecho legal a dar a luz en su casa si lo desean, ya sea con matronas o sin ellas, tanto si una doula (que no tiene un rol sanitario) está presente como si no. En los Países Bajos y otros países europeos, se permiten al menos dos acompañantes al parto, mientras que en otros países, como España y Polonia, a menudo obligan a la mujer a elegir un único acompañante. Lamentablemente, algunos hospitales públicos de Turquía no permiten que nadie acompañe a la mujer durante el parto.

 

 

 

 

 

 

Referencias con base científica a nivel mundial

 

INSCRÍBETE AHORA: Formulario

 

Formación / Fechas y temarioPreciosCómo llegarHomologación / Profesoras